La limpieza del hogar es una tarea imprescindible para tener un hogar saludable. La limpieza del hogar repercute en nuestra salud y aunque es una tarea indispensable, también es pesada.

Por eso os presentamos los 10 mejores consejos para tener un hogar 100% saludable:

  1. La alfombra que colocamos en el recibidor y usamos para limpiarnos los zapatos al entrar en casa acumula infinidad de ácaros y suciedad del exterior. Límpiala, al menos, una vez al mes. Y otro consejo: coloca el zapatero en el recibidor, así te podrás quitar los zapatos en cuanto llegues y ensuciarás menos.
  2. A la hora de limpiar el polvo de los muebles, antes de hacerlo pasa la aspiradora en el suelo, pues si lo haces al revés puedes levantar suciedad que acabe nuevamente en los muebles.
  3. Las cortinas del salón han de limpiarse periódicamente. Para hacer mas llevadera, la limpieza de todas las cortinas de la casa, usa tu aspirador escoba, ganarás tiempo y el resultado será perfecto.
  4. En la cocina, empieza limpiando las zonas que entran en contacto con la comida, como la encimera. Deja para el final la limpieza del suelo, aspirando primero para eliminar polvo o restos de suciedad, y después desinfectando. Y siempre, desinfecta todo lo que hayas usado para limpiar una vez finalices.
  5. En el dormitorio, la cama es uno de los elementos clave. Ve más allá de las sábanas: no olvides darle la vuelta al colchón al menos una vez al mes para que se ventile, y limpiar el polvo de debajo de la cama.
  6. Los cojines y especialmente los peluches son otros de los grandes olvidados en los dormitorios. También hay que limpiarlos frecuentemente, especialmente si están en la cama y entran en contacto con la piel.
  7. El baño es una de las zonas más delicadas a nivel de limpieza, pues la humedad puede provocar moho e incluso hongos. Si se tiene cortina de ducha es vital enjuagarla después del baño para eliminar ácaros y cambiarla de forma periódica. Si se tiene una mampara, también conviene enjuagarla cada día y limpiarla semanalmente, prestando especial atención a las juntas y esquinas.
  8. En todas las estancias hay zonas ocultas que a veces pasan desapercibidas cuando limpiamos. Por ejemplo, el espacio que queda detrás del inodoro o detrás de la nevera.
  9. Aunque no es una estancia del hogar, si usamos coche cada día podemos trasladar la suciedad de éste dentro de nuestra casa. Para acabar con la suciedad de forma rápida pasa la aspiradora una vez al mes, haciendo hincapié en la zona que queda debajo de los asientos y en las juntas de los cojines. Ten un aspirador sin cables y no dejes ni una mota de polvo bajo los asientos.
  10. Y por último, pero no por ello menos importante: ventila cada estancia de la casa cada día, aunque sean 10 minutos. Eso sí, en invierno asegúrate de hacerlo cuando tengas la calefacción apagada.

 

Anuncios